Soledad Carioli, de 23 años, ingresó al hospital con una infección generalizada. Después de cremar el cuerpo, los médicos detectaron que presentaba traumatismos en la mandíbula, dos costillas y una contusión en la cabeza. Por el crimen detuvieron a su pareja Flavio Emiliano Pérez

Las cifras de femicidios siguen incrementándose durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Al menos 24 mujeres fueron asesinadas desde que se decreto el pasado 20 de marzo. El caso de Soledad Carioli, 23 años, conmovió a la ciudad bonaerense de Chivilcoy. La mujer entró al hospital Municipal el 8 de abril con una infección generalizada y falleció al día siguiente.

Si bien en un principio se creyó que el motivo de su muerte una neumonia, y hasta se sospechó que tenía Coronavirus porque presentaba fiebre, se supo que había sido golpeada. Su pareja Flavio Emiliano Pérez, de 35 años, quedó detenido por el delito de “lesiones graves y abandono de persona”.

En las tomografías que le tomaron cuando ingresó se ve que presentaba traumatismos en la mandíbula, dos costillas y una contusión en la cabeza, un edema encefálico.

Carioli, mamá de dos nenas, ingresó a la guardia del hospital con dificultades para respirar acompañada por su pareja. En seguida se activo el protocolo del coronavirus. El test dio negativo, pero por los estudios que le hicieron durante su internación determinaron que había sido golpeada. El director del Hospital hizo la denuncia penal y la Justicia ordenó la detención de la pareja de Carioli.

El fiscal a cargo de la causa allanó la casa de la víctima junto a personal de Policía Científica de la ciudad de Mercedes en busca de pruebas. El hombre continúa detenido en la Comisaría primera de Chivilcoy a disposición del Juzgado de Garantía en turno del mismo Departamento judicial.