El candidato de Rafael Correa se adjudicó la victoria en las elecciones presidenciales de Ecuador. «Tenemos confianza de que el margen del triunfo será mayor cuando se sepan los resultados oficiales», insistió.

| La 100 Bragado 909 mhz

El candidato presidencial del correismo en Ecuador, Andrés Arauz, se declaró como ganador ni bien se cerró la votación y antes de conocerse los resultados oficiales del escrutinio que se celebró este domingo en busca del reemplazante de Lenín Moreno.

«¡Ganamos! Triunfo contundente en todas las regiones de nuestro bello país. Nuestra victoria es de 2 a 1 frente al banquero. Felicitaciones al pueblo ecuatoriano por esta fiesta democrática. Esperaremos los resultados oficiales para salir a festejar», tuiteó el economista.

Poco después, en un discurso desde su bunker de campaña, se mostró un poco más cauto, llamó a «esperar los resultados oficiales», aunque aclaró: «Tenemos confianza de que el margen del triunfo será mayor cuando se sepan los resultados oficiales.(…) La amplitud de la victoria es tal que nos permite encarar el futuro con absoluta garantía de lo que tenemos por delante».

“No podemos descartar el voto oculto y el subregistro del voto en blanco y nulo. Además, estos bocas de urna no consideran el voto en el exterior, donde nuestra victoria fue contundente”, insistió Arauz.

Los primeros sondeos de boca de urna dieron ganador al economista Arauz con entre casi 35% y 36,2% frente a Lasso, quien obtendría entre cerca de 21% y 21,7%, según las encuestadoras locales Cedatos y Clima Social, citadas por los canales de televisión Telesur y Ecuavisa. Con estos datos, ninguno obtendría la mayoría absoluta de votos válidos ni el 40% de los sufragios, con una diferencia de 10% sobre la segunda fuerza, necesarios para alzarse con el triunfo en primera vuelta.

En este marco, el ex canciller del Gobierno de Rafael Correa y actual asesor de campaña, Guillaume Long, expresó: «Creemos que hay que esperar los resultados oficiales. Los sondeos de boca de urna a menudo se quedan cortos por el voto oculto».