Ambos decidieron presentar una declaración escrita. Es por la fiesta en el quincho del club, en la que tocó el músico L-Gante.

La Fiscalía especializada en Eventos Masivos, a cargo de la fiscal Celsa Ramírez, tomó declaración indagatoria -vía videoconferencia- al Presidente del Club Vélez Sarsfield, Sergio Rapisarda, y al Gerente de Seguridad, Eduardo Capuchetti.
Tanto Rapisarda y Capuchetti decidieron hacer una presentación escrita ante la Fiscalía, que se encuentra investigando la realización de una fiesta ocurrida en el quincho del polideportivo del club Vélez Sarsfield entre la noche del 31 de marzo y la madrugada del 1° de abril de 2021, que fue autorizada por el club, sin que el lugar donde se realizó el evento bailable contara con la habilitación del Gobierno de la Ciudad para esta actividad.
Además el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal que examina las imágenes de esa fiesta, pudo establecer que no se cumplieron los protocolos de seguridad, no hubo control del club en la cantidad de asistentes al evento así como también se transgredió ampliamente la franja horaria dispuesta para la realización de evento, e incluso se distribuyó gran cantidad de bebidas alcohólicas para los concurrentes, dichos eventos resultan prima facie una infracción a los artículos 202; 203 y 205 del Código Penal
La Fiscalía también investiga la responsabilidad de Adriano Daniel Mautone, socio del club, a algunos de los referentes de la barra brava del Club Atlético Vélez Sarsfield, denominada «La Pandilla de Liniers», quienes hasta el momento no fueron identificados en su totalidad; y del cantante Elián Ángel Valenzuela, conocido como L-Gante.