La jueza aceptó tomarle declaración en una audiencia virtual. El jugador de River había sido declarado en rebeldía con una orden de captura por una causa de 2016.

La Justicia de Paraguay levantó la orden de captura al mediocampista de River, Nicolás De la Cruz, luego de que la jueza Hilda Benítez aceptara tomarle declaración mediante una nueva audiencia virtual.

En horas de la mañana, De la Cruz había sido declarado en rebeldía con una orden de captura por parte de la justicia de Paraguay, luego de ausentarse a una audiencia preliminar por una causa que investiga una supuesta agresión a policías locales en un partido disputado en 2016.

El pedido de captura solo pesaba sobre territorio paraguayo. Sin embargo, ni el jugador, ni sus abogados ni el club habían sido notificados de la audiencia, que pretendían que se hiciera de forma presencial en plena pandemia.

En 2016, De la Cruz fue denunciado por el suboficial de la policía paraguaya Fabián Antonio Olmedo Galeano por los incidentes ocurridos durante un partido de la Copa Libertadores Sub 20 el 14 de febrero de ese año. El en ese entonces jugador del Liverpool de Montevideo fue imputado por el fiscal Emilio Fuster.

Tres años después, al regresar al país ya como jugador de River, el mediocampista fue detenido en el hotel Bourbon de Asunción, el día previo a un partido con Cerro Porteño por la Libertadores.

De la Cruz fue posteriormente liberado bajo fianza, pudo jugar ese compromiso y anotó el gol en el empate por 1-1 que eliminó al conjunto paraguayo del torneo continental.