El buque cargero sigue bloqueando a la importante ruta marítima, pero quienes coordinan el operativo de remoción se mostraron optimistas.

Lograron mover unos metros al carguero que se encajó en el canal de Suez. En tanto, el gobierno de Egipto intenta alivianar su carga y esperan que la suba de la marea facilite las maniobras.
El sábado por la tarde, las cientos de personas, barcos de menor tamaño y retroexcavadoras que trabajan en el lugar, celebraron poder mover algunos metros el gran barco.
Esta acción ilusionó a los operadores y al comercio mundial ya que por allí pasa el 15% del tráfico marítimo mundial, y cientos de embarcaciones están esperando para pasar por la vía fluvial una vez que se haya eliminado el bloqueo.
Por su parte, el presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, ordenó los preparativos para aligerar la carga del buque que, estiman, consta de 18300 contenedores, según anunció el jefe de la Autoridad de esa vía, el almirante Osama Rabie, en Egyptian TV Extra News.
“La popa del barco comenzó a moverse hacia Suez este viernes, y eso fue una señal positiva hasta las 23.00 de la noche, pero la marea bajó significativamente y nos detuvimos”, dijo Rabie a los periodistas en Suez.
Una fuente oficial de las operaciones en curso para intentar mover el barco y despejar el canal de modo de permitir el paso de más de 300 embarcaciones habló de la necesidad de retirar 600 contenedores, pero advirtió que esa tarea podría llevar varios días.